Programas de fidelizacion

Hace días que pienso: ¿para que te hiciste la tarjeta de cliente de la FNAC? Creo que solo sirve para que ellos puedan poner una estadística en sus informes, pero no se muy bien cual es el valor real que me aporta a mi como cliente. En mi ciudad no hay FNAC pero suelo vistarla siempre que viajo en la medida de lo posible. No es que me desagrade estar allí, pero nunca he podido aprovechar mi tarjeta. Acumulo puntos, pero cuando vuelvo para usarlos, siempre han caducado. Nunca lo he entendido.

En linea con esta reflexión, ¿Crees que los programas de fidelidad mejoran el valor global de los productos y sirven de ayuda para motivar a los compradores a hacer su próxima compra?

Según datos publicados, al menos el 75 por ciento de los consumidores tienen al menos una tarjeta de fidelidad y un tercio de los compradores tienen dos o más tarjetas. Pero mucha gente dice que todo el tinglado no vale la pena.

El grupo de investigación CMO Council señala en un estudio reciente que los consumidores se han alejado de las tarjetas de fidelidad por la “avalancha de mensajes irrelevantes, las recompensas de bajo valor y los compromisos impersonales.” En 2011, el 66 por ciento de los consumidores encuestados afirmó que programas de fidelización no los hacen más propensos hacer compras en un solo lugar, simplemente porque los programas son demasiado complicados y la gente está menos motivada para averiguar lo que pueden hacer con ellos.

Uno de los encuestados señala: “Resulta que tengo una tarjeta de fidelidad de las farmacias CVS desde hace tiempo. Todavía hoy me cuesta descubrir cuales son sus premios ó las fechas de vencimiento de las recompensas son tan cortas que siempre coinciden cuando necesito algo de la tienda. Ahora, cuando necesito algo de la farmacia, busco la que esté más cercana”.

Creo que hay que buscar nuevas formas de dar valor a la relación de fidelidad de los clientes. Quizás las nuevas tecnologías y en particular las tecnologías móviles puedan ayudar a que nos sintamos un poco major recompensados por aquellos que pretenden nuestra fidelidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *